No hay mejor forma de conocer un lugar sino a través de su comida. No solamente puede ser una experiencia grata por sus sabores sino que puede transportarte a lo más profundo de la cultura local.

Hay lugares que se identifican por su comida, como el caso de Italia por su pizza, Argentina por su asado, Bélgica por el chocolate y así podemos seguir eternamente.

¿Cómo seleccionar el destino ideal? Mi recomendación es que busques en Internet, salgas de lo obvio y te atrevas a probar nuevos sabores, nuevos olores, nuevas culturas.

Tanto dice la comida de un lugar…

El turismo gastronómico es una tendencia que está cada vez más arraigada e incluso hay empresas de viajes que se dedican a este tipo de turismo exclusivamente.

Mi sugerencia es: buscar, leer, ver recomendaciones y luego lanzarte a la aventura